CBD Y ANSIEDAD

Lectura: 2 minutos

El CBD nos provee de un amplio abanico de efectos beneficiosos para la salud. Se le atribuyen propiedades como neuroprotector, antiinflamatorio o analgésico. Todas ellas lo relacionan con tratamientos y estudios en diferentes enfermedades. Todas ellas gracias a la interacción del CBD con el sistema endocannabinoide, que distribuye sus receptores por todo nuestro cuerpo.

Quizás, una de las propiedades más interesantes sea su comportamiento como ansiolítico natural. Sí, natural. Porque su comportamiento difiere mucho de los ansiolíticos tradicionales, aunque de eso ya te hablamos en nuestro artículo EL PODER ANSIOLÍTICO DEL CBD. 

Gracias a la activación de la vía 5-serotonina-HT1A los niveles de serotonina en nuestro cuerpo. La serotonina está estrechamente relacionada con trastornos como la depresión o la ansiedad. En estos casos encontramos niveles de serotonina muy bajos, lo que afecta a nuestro sistema inmunológico, reflejándose en nuestra forma de pensar y afrontar diferentes situaciones, dolencias y molestias o en nuestra energía. El CBD regula de forma positiva los niveles de serotonina en nuestro cuerpo, produciendo estados de relajación muy satisfactorios en los momentos en que nos vemos atacados por la ansiedad.

Se recomienda que dosis entre 25 y 75mg en los casos más severos, podrían ser beneficiosas en el tratamiento de este tipo de trastornos psicoemocionales.

Así lo demuestran Scott Shannon y su grupo de investigación en un estudio realizado en 103 personas, con problemas de ansiedad y problemas de insomnio.

Los resultados son muy esperanzadores, ya que más del 79% (82 personas) de los afectados por ansiedad mejoraron tras el primer mes y se prolongaron durante los tres meses de seguimiento. En este caso, la forma de consumo elegida fue mediante cápsulas orales, aunque se sabe que la aplicación sublingual es la más eficiente de todas (tras la intravenosa), pues se optimiza la cantidad de principio activo consumido.

Nosotros recomendamos comenzar, salvo en casos severos, con el aceite del 10%. Cada gota de nuestro CALM BEE contiene aproximadamente 5mg de CBD, por lo que una rutina de 2+2+2 gotas distribuida en mañana, tarde y noche podría ser muy beneficiosa.

En casos severos, el aceite del 20% podría ser la mejor elección. Además, en estos casos, consultar la situación con vuestro médico podría ser la mejor elección posible.

Hay que tener en cuenta que cuando comenzamos con CBD, lo más complicado será encontrar la “dosis ideal”. Este término, tan extendido en el mundo CBD, hace referencia a la cantidad de CBD que debemos tomar para encontrar el efecto que buscamos. Así optimizaremos cada gota de CBD, alargando la vida del frasco. Y os aseguramos que estaréis deseando que ese bote no termine nunca…

AUTOR:

JAVIER GARRIGÓS.

FUENTE:

  • Shannon S, Lewis N, Lee H, Hughes S. Cannabidiol in Anxiety and Sleep: A Large Case Series. Perm J. 2019;23:18-041. doi:10.7812/TPP/18-041
  • Carlos Montes, La depresión y su etiología: Una Patología Compleja, on line.
  • Gamelin F-Xavier, Cuvelier G, Mendes A, Aucouturier J, Berthoin S, Di Marzo V, Heyman E, Cannabidiol in sport : ergogenic or else? , Pharmacological Research (2020)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
¿En qué puedo ayudarte?