CBD, entrenamiento funcional y recuperación muscular Gonzalo Torres

Lectura: 3 minutos

CBD, rutina deportiva y recuperación

¿Alguna vez has notado que aun haciendo un trabajo de recuperación cómo estiramientos o fisioterapia, hay músculos que siguen padeciendo fatiga después de entrenar? Pues bien, hoy sabemos que hay grupos musculares que comprenden diminutos músculos los cuales, si no hacemos un ejercicio de autoconocimiento, jamás sabremos que están ahí. Y es que el primer paso para llevar una buena rutina deportiva es conocer tu cuerpo y cómo este funciona.

Teniendo esto en cuenta, hemos de saber que el sistema endocannabinoide juega un importante papel en los procesos fisiológicos y patológicos de los sistemas corporales ayudando a fijarnos en cómo funciona nuestro organismo. Mens sana in corpore sano, decían allá por el siglo II en Roma.

Para entrar más en detalle vamos a poner un caso práctico de ejemplo: Imaginemos que somos un deportista de alto rendimiento a mitad de temporada y un estado de forma del 80%. Esto quiere decir que su musculatura, densidad ósea, descanso, nivel de estrés o cualquier otro factor físico-mental está diezmando su potencial. Y es curioso porque todos ellos están relacionados entre sí siendo el sistema endocannabinoide uno de los responsables de regular su funcionamiento y hacer que estén a unos niveles óptimos para llevar una vida deportiva saludable.

Hoy sabemos a ciencia cierta que el CBD es un potente antiinflamatorio natural, siendo este sistema endocannabinoide capaz de conseguir un efecto calmante en nuestros músculos. Como consecuencia, se desencadena una mejor sensación de bienestar y el proceso de regeneración muscular se acelera.

Receptores endocannabinoides

En las últimas décadas, los investigadores han descubierto la presencia de algunos receptores de cannabinoides como CB1 y CB2 en los tejidos óseos. De hecho, estos elementos juegan un papel esencial en la salud de nuestros huesos. CB2 se expresa predominantemente en osteoclastos (células de reabsorción ósea) y osteoblastos (células formadoras de hueso).

Este tipo de receptor de cannabinoides es necesario para la regulación de nuestro metabolismo óseo y está comprobado que los agonistas CB2 como el CBD pueden mejorar la actividad y el recuento de osteoblastos al tiempo que inhiben la expresión de osteoblastos y la proliferación de osteoclastos. Estos elementos también pueden estimular la formación de huesos, suprimir las pérdidas óseas y mantener una masa ósea normal. 

Estudios recientes han demostrado que el uso de aceites de CBD puede tener efectos positivos en estos receptores, aliviando así los síntomas y ralentizando la progresión de la osteoporosis.

El tercer pilar

Llegados hasta este punto, hemos visto cómo nuestro sistema endocannabinoide juega un importante papel en la salud de nuestros músculos y huesos. Pero queremos ir más allá tocando otro punto que nos parece igual de importante para estar a ese 100% y cumplir nuestros objetivos. Esto es el descanso o nivel de estrés al que estamos sometidos. Se debe a que cuanta mayor armonía alcancemos en nuestra rutina diaria, a parte del deporte, mayor potencia ganaremos cuando lo practiquemos.

El concepto de hombre dual con cuerpo y psique, donde el hombre es considerado como una unidad psicosomática viene desde tiempos de Descartes.

La palabra “psicosomática” ha sido ampliamente usada en Psiquiatría y Medicina haciendo referencia a la implicación entre psique y soma, en especial sobre la incidencia de los aspectos psicológicos en la causa de los trastornos orgánicos. ¿Por qué cuando estamos nerviosos nos cuesta hacer la digestión? o ¿por qué nuestro estomago se ve alterado en su normal funcionamiento cuando sentimos presión psicológica? 

En el tracto gastrointestinal existen células especializadas que secretan hormonas y neurotransmisores con efectos biológicos diversos y que por tanto se verán alterados si nuestro sistema nervioso envía una señal que provoca estrés en nuestro organismo. ¿Cuántas veces hemos alterado nuestro descanso después de una cena pesada? Cuanta mayor actividad gastrointestinal tengamos durante la noche peor vamos a descansar, y esto es algo que nos lo dice la experiencia.

Y es que sabemos que tenemos también receptores endocannabinoides en nuestro sistema gastrointestinal que contribuyen a un mejor funcionamiento de este y como consecuencia a nuestro descanso y energía diaria.

Conclusión

Habiendo analizado todo lo anterior y basándonos en estos tres pilares; recuperación muscular, metabolismo óseo, y sistema gastrointestinal podemos asegurar que el CBD, regulando ciertos tipos de receptores y hormonas, puede hacernos conseguir ese extra, engrasando así la tan compleja máquina que somos como ser humano y podamos llegar a nuestros objetivos deportivos de manera óptima. 

Ya entra dentro de la curiosidad de cada uno y las ganas de superar sus límites, el investigar sobre los beneficios de un producto que cada vez usan más deportistas de élite de primera línea.

 

AUTOR:

Gonzalo Torres-Quevedo

Fuentes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
¿En qué puedo ayudarte?